Publicado en Uncategorized

BIENVENIDO AÑO 2020

A mis seguidores y seguidoras ¡¡Un buenísimo año 2020!!

Fuente de imagen: estrategia&negocio.com

Fuente de imagen: estrategia&negocio.com

Publicado en Literatura

EL AMOR DEL NIÑO DIOS

Por: Lilia E. Calderón Almerco

Aquella Navidad, el niño Dios pidió a los reyes magos que también llevaran regalos a las niñas y niños desobedientes y a los que habían descuidado sus deberes escolares durante el año.

Llegó la navidad, y los reyes magos viajaban con tantos regalos que los camellos se cansaron y se negaron a seguir caminando. Entonces, decidieron que los niños descuidados no recibirían regalos, y se detuvieron para aligerar la carga.

En ese momento, el niño Dios desde el cielo, dijo a los reyes magos – Sigan su camino con todos los regalos, pues las niñas y los niños descuidados también merecen ser perdonados. Yo haré que los camellos caminen y no se cansen, pero pongan en primer lugar todos los juguetes cuya escritura contenga las sílabas tra, tre, tri, tro o tru-. Inmediatamente los reyes magos pusieron sobre los camellos un trineo, un triciclo, un tren, un perro Tribilín con triple collar, una muñeca Patricia, un mono trapecista, un osito con traje de marinero, un trompo bailarín, un potrillo de madera, una trompeta, una matraca, un tractor eléctrico, una estrella musical y mucho más.

Así, los reyes magos, muy contentos, cumplieron su misión navideña, y las niñas y niños descuidados comprendieron que el amor del niño Dios es tan grande que todo lo perdona.

Fuente: Pinterest

Publicado en Gestión educativa, Políticas educativas

BASTA YA DE UNA EDUCACIÓN PARA LA OBEDIENCIA

Por Lilia Esmeralda Calderón Almerco

Fuente de imagen: otra-educacion.blogspot.com

En mi experiencia docente y como acompañante pedagógica he observado que, en numerosas escuelas públicas de costa, sierra y selva de nuestro Perú, se brinda una educación que adiestra a los y las estudiantes para la obediencia, más que para aprender a ser personas libres, críticas, creativas, felices y fraternas.

Dicho adiestramiento parte de una educación homogeneizadora que desatiende a las diferencias culturales y geográficas entre escuelas. Tal es así, que el año escolar se inicia y culmina casi en la misma fecha en todo el país, y se rige por un currículo escolar nacional estándar. En las escuelas, ordinariamente, al inicio del día, los estudiantes son ubicados en el patio formando columnas para obedecer órdenes militares como distancia, firmes, descanso. Luego, en las aulas, los estudiantes emplean textos que son distribuidos por el Estado en todo el país, y por lo cual, todos deben aprender los mismos contenidos sin la posibilidad de explorar temas afines e indagar más, debido a la falta del Internet y de una biblioteca actualizada. Por otra parte, los estudiantes deben permanecer sentados por horas, para moverse solo al sonido de una campana o timbre o sirena que anuncia el recreo o el fin de la jornada escolar. En este contexto educativo, es inusual que los estudiantes cuestionen los horarios, los reglamentos, el vestuario, el currículum escolar, los textos, las tareas o la metodología docente.

No obstante, hay estudiantes que buscan alternativas para evadir la rutina de la obediencia, tales como la deserción escolar, la inasistencia a las clases, el incumplimiento de tareas o el desafío frontal a todo lo normado. En el lado opuesto, están quienes advierten que, para ser aceptados por los adultos, tienen que adaptarse al sistema escolar, aunque no lo entiendan, o tal vez porque ya se hicieron más obedientes que aprendices.

Esta realidad conduce a que en la escuela se tilde a los estudiantes de buenos o de malos, según su grado de obediencia, más que por el nivel de aprendizajes logrados. Y por supuesto, esta situación aseguraría futuros ciudadanos sumisos, acríticos e incapaces de cuestionar a sus empleadores, los contenidos de los medios de comunicación, a los proveedores de servicios o a los gobernantes, y por tanto, ciudadanos incapaces de ejercer sus derechos plenamente. ¿Qué o a quiénes favorece esta educación para la obediencia?

Referencias para ampliar el tema:

Educar para la libertad: por una educación emancipadora y garante de derechos. Recuperado de http://www.educarparalalibertad.org/wp-content/uploads/2018/10/Educar-para-la-libertad-1-1.pdf

Paulo Freire: La educación como práctica de la libertad. Recuperado de http://www.educarparalalibertad.org/wp-content/uploads/2018/10/Educar-para-la-libertad-1-1.

Publicado en Uncategorized

EN EL DÍA DE LA MADRE 2019

Aquel domingo, muy temprano, vi a mi madre que contaba el dinero cuidadosamente. Por su expresión advertí que su presupuesto era escaso. Pronto, salió al mercado. Al rato, volvió, y estaba acomodando los comestibles que había comprado, cuando la vecina Isabel tocó la puerta con rostro compungido.

Ambas conversaron brevemente en la puerta. Después mi madre entró a la cocina, cogió una canasta y puso en ella un poco de frutas, carne y otros de los comestibles que había comprado. Luego rebuscó en su monedero y sacó algo de dinero. Con todo eso, salió y se lo dio a la vecina Isabel que se fue muy agradecida diciéndole bendiciones.

Yo lo había observado todo, pues cuando no iba a la escuela, me encantaba estar cerca de mi madre; observarla me hacía muy feliz.

Un día en la escuela, me dejaron como tarea hacer la descripción de una persona muy querida, entonces yo describí a mi madre, por supuesto. Dije que ella era hermosa, alegre, inteligente, generosa, que ayudaba a los vecinos, que sabía compartir, aunque tuviera muy poco. Después la dibujé entregándole una canasta a la vecina Isabel.

En este Día de la Madre es un consuelo recordar su belleza interior, su generosidad excepcional. Me resulta increíble que yo haya convivido con ella sin la plena conciencia de tal privilegio. Gracias por tanto, madre inmortal.

Publicado en Literatura

LA PROMESA

Autora: Lilia E. Calderón Almerco

Fuente de imagen: Pinterest

Era Pirula, la negrita,

la niña más bonita

que sabía hablar con Dios.

Pirula dijo en su oración

que ella quería ser blanca

y al Niño Dios prometió

que ella sería santa.

Y llegó la Navidad

de Jesús recién nacido

que a Pirula regaló

ese premio merecido.

Cual ángel luminoso

de singular blancura,

Pirula se iba al cielo

con su blanca vestidura.

Publicado en Literatura

EL PASTORCITO

PASTORCITO
Fuente de imagen: Web Lonnie Matlock

Julián, el pastorcito

que vio a Jesús en Navidad,

pastoreaba corderitos

y ayudaba a su papá.

Esa noche no durmió,

pues el ángel le avisó

que vendría el Niño Dios.

Y Julián partió contento

con su manta y su jumento

a adorar el nacimiento.

Con sus ojitos de aguas puras

al Niñito está mirando

y los ángeles cantando

“Gloria a Dios en las alturas”.

Autora: Lilia E. Calderón Almerco