Publicado en Valores

VIGILANCIA CIUDADANA VERSUS CORRUPCIÓN

En estos días estamos siendo testigos del enfrentamiento de las máximas autoridades de los tres poderes del estado, en relación con el caso BTR de interceptación telefónica, un hecho lamentable de corrupción de las autoridades que los ciudadanos hemos elegido para que administren los bienes de todos los peruanos.

Cuando los casos de corrupción se hacen públicos se afecta negativamente la educación de la juventud, y peor aún si estos casos no son sancionados y cuando nos acostumbramos a ello.

Se entiende por corrupción al “uso de un poder público para obtener un beneficio privado indebido” (PROETICA); por tanto, los corruptos sacan provecho personal de aquello que no les pertenece y traicionan a quienes han confiando en ellos.

Es por esta razón que vuelvo sobre el tema de la semana pasada: la formación ciudadana. Si no estamos informados y concientes de nuestros derechos y deberes, será muy difícil ejercer vigilancia ciudadana, la cual es uno de los medios indispensables para contrarrestar la ola de corrupción que tanto nos afecta.

Sin  embargo, no todo está perdido, existen peruanos honestos, y ello mantiene nuestra esperanza de que tal situación cambie para bien.

Autor:

Docente por vocación, poeta, investigadora, autodidacta, aprendiz permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s